Sector Externo

Sigamos tocando timbres

El balance comercial sigue acumulado saldo positivo, desde que cambió su signo en septiembre del año pasado, más por la fuerte caída de importaciones que por la suba de exportaciones. Este dato resulta clave, porque los dólares excedentes del balance comercial se han convertido en la principal fuente de oferta de divisas en el mercado de cambios, habiéndose frenado el ingreso de capitales especulativos y reducido la inversión extranjera directa, no sólo por el clima global, si no además por la incertidumbre electoral local.