Sector Externo

Tirame una soga

La recuperación de la actividad en la Argentina, mientras se mantiene el déficit fiscal financiado, en parte, con crédito externo, implica un saldo negativo del balance comercial, por exceso de demanda interna, por sobre la producción local.
En otras palabras, dada la relación que existe en nuestro país entre nivel de actividad e importaciones, y dado también que, en el corto plazo al menos, la producción de exportables reacciona más lentamente, las importaciones superan a las exportaciones.

El exceso de gasto público le quita competitividad a la producción local de bienes exportables, por el aumento de los costos internos, mientras que el financiamiento con ingreso de capitales de dicho exceso de gasto, presiona sobre el tipo de cambio. Este efecto, sobre el tipo de cambio real, podrá sólo ser compensado, en la medida que el sector público, finalmente, ajuste.