Actividad

Un colchón para la frenada

Tras el ajuste cambiario, que en algún grado implica que el mercado le bajó el pulgar al gradualismo aplicado en la política económica, varias consultoras ya empezaron a recalcular sus proyecciones para 2018. Mientras las de inflación van de un mínimo de 25% a un máximo de 28,2% para todo el año, el crecimiento de la actividad lo proyectan de 0,9% a 1,7%.

Según los nuevos cálculos del estudio OJF, se estima que el crecimiento rondará el 1,5% anual cuando antes de la corrida lo estimaban en 2,3%. Asimismo, proyectó que el consumo será de 1,9% (antes de la devaluación era de 2,5%).

Más allá de este año, el agro mantiene un “colchón” para las expectativas de menor crecimiento. En respuesta a los incentivos positivos que lanzó el gobierno a poco de asumir, el sector triguero —por caso— tiene la expectativa más lata de su historia, mientras que la soja va a superar los 20 millones de hectáreas sembradas, el sector ganadero incrementará su stock al tiempo que generará más peso de faena.