Precios, Salarios y Ocupación

Un piso para los salarios

Como se mencionara, la fuerte caída del salario real y, por lo tanto, la baja de los costos laborales unitarios tanto en términos reales como en dólares, han permitido amortiguar la caída del desempleo privado. Por otra parte, la reapertura de las paritarias en algunos sectores de alto empleo, si bien no alcanzarán a sacar del cuadrante negativo a los salarios reales, permitirá cerrar el año con una baja relativamente menor y, “en el margen”, con una suba del salario real en el primer trimestre del 2019 si se consolida una baja de la tasa de inflación a un valor mensual más cercano al 2,5%. Esta suba relativa de muy corto plazo le pondría también un piso a la caída del consumo masivo registrado durante este año.