Sector Externo

Ya no trae aplazos

Se está consolidando la reversión del saldo comercial externo de la Argentina. En efecto, la fuerte suba del tipo de cambio real de los últimos meses, la mejor actividad de Brasil y, fundamentalmente, el duro ajuste contractivo de las importaciones por la caída de la demanda interna, han permitido acumular un trimestre positivo en el saldo entre exportaciones e importaciones y se espera que esta tendencia se profundice en los primeros meses del 2019 con la mejor perfomance del sector agrícola y un eventual crecimiento más sostenido de Brasil.