Panorama Nacional

Con un ojo en las elecciones

Parece consolidarse un escenario de crecimiento modesto (en torno al 2/2,5% anual), desparejo (mejor el campo, la obra pública, la construcción privada y los durables; peor el consumo masivo, sustitutos de importaciones y exportadores), con inflación bajando pero lejos de la meta del Banco Central (21/22% anual) y con gasto público, déficit fiscal, endeudamiento y presión tributaria a la espera de reformas pos-electorales.

Si este escenario “ayuda” o “perjudica” el resultado electoral del oficialismo está en discusión. Seguramente, por los sectores involucrados, ayuda en el interior del país, donde predomina en el efecto “campo y obra pública”, Pero perjudica en el gran conurbano bonaerense, donde el salario real “informal” y el empleo se ven complicados por la inflación de alimentos y bebidas.

Igual todavía es prematuro para sacar conclusiones, en particular por la alta dependencia de este escenario respecto de los avatares de Brasil y Trump.