Sector Público

Jaque al gradualismo

El cambio en el escenario internacional ha puesto en jaque el ritmo de ajuste fiscal propuesto por el Gobierno. Está claro que el mercado voluntario de crédito no está dispuesto a financiar un déficit total de 5% del PBI. Ni a renovar el capital que vence. De allí que, para evitar un shock de proporciones o un eventual default, resulta clave obtener un acuerdo con el FMI. Si bien dicho organismo mostró simpatía por el gradualismo encarado por la Administración, esto era “mientras no tenía que prestar plata” o mientras el ritmo del ajuste era financiado voluntariamente por el mercado. Ahora, si bien se mantendrá el apoyo a un ajuste gradual de las cuentas públicas, el ritmo del mismo deberá ser mayor al previsto, tanto para este año como para el año entrante.

393