Moneda y Finanzas

Las LEBACs piden descanso

En 2016 la autoridad monetaria nacional incrementó sustancialmente su deuda de corto plazo. La proporción de letras y notas del BCRA representaban en diciembre el 84,2% de la base monetaria de Argentina (en diciembre de 2015 esa proporción era de 41,4%). Esta herramienta permitió absorber pesos del mercado financiero, ofreciendo una tasa atractiva, de modo que el cambio de precios relativos se diera a la menor tasa de inflación posible y apuntalar la credibilidad en el Banco Central en cuanto a su política de metas de inflación. A medida que se normalicen las condiciones macro, se espera que la emisión de deuda quede solo a cargo del Tesoro Nacional.

Mientras tanto, el nivel de reservas internacionales muestra una franca recuperación.