Moneda y Finanzas

Luchando con la liquidez

El Banco Central continúa reduciendo su stock de deuda remunerada con “no bancos”, desarmando su tenencia de Lebacs y ampliando su tenencia de Leliqs y otros instrumentos exclusivamente en poder de entidades financieras. Este manejo de la deuda remunerada le quita incertidumbre a la eventual renovación de esta deuda a su vencimiento (sin ventas de reservas, mientras el tipo de cambio se mantenga en la zona de no intervención) la liquidez del sistema financiero no cambia, y cualquier decisión de portafolio del sector privado implica una decisión en sentido opuesto de otro integrante del sector privado. Sin presiones sobre la renovación de la deuda del Banco Central, la clave está en la capacidad de ir bajando la tasa de interés que demanda el sector privado, sin que el tipo de cambio se acerque al techo de la zona de no intervención.