Sector Público

Para después de las elecciones

Si bien la meta de reducción del déficit primario del 4,2% del PBI para este año puede ser cumplida sin un esfuerzo extraordinario, no deja de ser un llamado de atención el fuerte crecimiento del déficit financiero (que incluye pagos de la deuda). En efecto, dicho déficit se ha más que duplicado en pesos respecto de igual período del año anterior.

Las esperanzas, ahora, están puestas en las reformas estructurales que, tanto por el lado de los ingresos como por el lado del gasto, el gobierno piensa someter al debate de la sociedad una vez pasadas las elecciones.